Vivir en abundancia

Autor de libro: Sergio Fernández

1: Ley de la creación

Esta ley dice que todo se crea 2 veces, la primera en la mente (inmaterial). También indica que ningún pensamiento es gratuito, y cada pensamiento tiene una consecuencia. Es importante controlar tus pensamientos desarrollando una atención plena para transformalos progresivamente en pensamientos elegidos.

El piloto automático crea pensamientos por defecto, salvo que tú de forma conciente te hagas dueño de ellos. El hecho de que muchas persona enciendan la TV para ver qué echan y miren cualquier programa que no han elegido es una metáfora en el plano de lo material de lo que hacemos en el plano de lo inmaterial. Nuestro piloto automático nos programa una serie de pensamientos para hoy, y nosotros los vemos sin hacer nada al respecto. Para salir del circulo vicioso hay que recuperar el liderazgo de tus pensamientos. Cada pensamiento genera realidad, para crear relaidades diferentes hay que pensar diferente. Obtengo aquello en lo que pienso, tanto si lo deseo como si no.

Acciones:
1. Declaraciones
2. Decreta
3. Sitia tu cerebro
La idea es sitiar a tu cerebro con nueva información obtenida de libros, podcasts, etc, con nueva información positiva y abundante para que cuando el cerebro active el piloto automático, pueda sustituir la información vieja por la nueva información, pensando de una manera diferente para así poder crear cosas diferentes.

2: Ley de la vibración

Esta ley insiste en que cerebro (pensamientos) y corazón (emociones) vayan a la par.

No solo son importantes los pensamientos que tenemos -ley de la creación-, sino sobre todo las emociones con las que nos comportamos, porque emiten vibraciones que atraen circunstancias y personas que vibran a la misma frecuencia. Pensar, sentir, hacer y decir en la misma dirección es un disparador de la abundancia.

Acciones:
1. Dieta hipoinformativa: La información negativa no solo aporta nada positivo a tu vida, sino que es adivtiva y cambia tus vibraciones.
2. Alimentación: Eleva tu nivel de energía con alimentos vegetales, poco o nada procesados, vegetarianiza tu dieta
3. Practica el silencio: Unos minutos al día para conectar con nuestra esencia.
4. Visualiza

La causa principal que provoca que las personas no obtengan aquello que desean en su vida es que no saben lo que quieren. Visualizar es pensar en la nueva realidad que quieres para que se vaya haciendo un hueco en tus pensamientos. Cuando sepas que es lo que quieres, cierra los ojos y contempla, escucha y siente como será es nueva realidad.

3: Ley de la causa y efecto

Esta ley propone que los resultados de tu vida actual son efecto de las causas pasadas, tanto si somos conscientes como si no. El autor explica como tomar las mejores decisiones (causas) para obtener los resultados (efectos) que deseamos, utilizando para ello la conciencia (estar presentes) y la intuición (las emociones).

Tendemos a incidir en el efecto antes que hacerlo en la causa: con un problema de salud la inercia es tomar la pastilla que incide sobre el efecto en lugar de buscar cual es la verdadera causa del dolor.
Acciones:
1. Conciencia: > Estar presente en cada momento te facilitará la información necesaria para tomar cada decisión de tu vida con lucidez. Estar presente es prestar atenicón a tu cuerpo y a cómo te sientes en el momento de tomar esta decisión. Cada decisión no significa solo el momento de las grandes decisiones, sino también el momento de las pequeñas decisiones de cada día que posiblemente adoptas en piloto automático.
2. Preguntar por las consecuencias: >Ante cada decisión que tomes, preguntate cuáles podrían ser las consecuencias potenciales de esta acción.
Yo añadiría que si hace falta visualices estas acciones con detalle, para tomar conciencia de lo que implicará esta decisión.
3. Observa tus emociones: > Cada persona viene con un equipamiento de serie para ayudarle e tomar la mejor decisión, son las emociones. Cuando tengas que decidir, olvídate de todo, consigue algo de silencio, quédate a solas y sigue tu intuición.